El frikismo patrio (I)

FIRMAantuan

Qué sería de nuestra existencia sin los frikis, variopintos personajes, grotescos seres con habilidades ocultas u obvias, herencia de la bufonada medieval, cuya misión era la de entretener a la nobleza y realeza y que hoy en día cumplen la no menos importante misión de animar medios de comunicación, de teñir de sonrisas el youtube y los muros del facebook, de unir gente en torno a ellos y de evidenciar las más bajas, grotescas o graciosas pasiones de la sociedad, de reflejar la realidad a veces oculta pero no por ello menos auténtica y cotidiana.
Mi día a día es más calmado si tengo el bálsamo freak, nuestra rutina es más llevadera. ¿No somos acaso todos un poco y nada de ellos? ¿No nos vemos reflejados a la par que muchas veces les rechazamos injustamente? ¿Acaso no les imitamos? Necesito saber que existen personas de espíritu libre e inocencia infantil aunque sean quizás una especie en peligro de extinción entre otras cosas por nuestro pánico al ridículo.
Parto de la base de que algunos frikis no son vistos de ese modo en sociedad. Por ejemplo, Arrabal, con su ‘¡el mileniarismo va a llegar!’, considerado, sin embargo, por mí como uno de los momentos de la pequeña pantalla en el que el frikismo es más claro y evidente aunque, ojo, …¡es un filósofo, un intelectual!
Y es que para algunos los frikis son tipos de baja ralea, pero para mí no, pues incluso Rajoy y Zapatero me parecen, de alguna forma, freaks: ¿Recuerdan aquel ‘¡Viva el vino!’ gritado con voz gangosa o aquello de que un café vale 80 céntimos? Por no hablar de la cara de Mr. Bean que se le quedaba al ex presidente al ser preguntado en inglés sin entender nada. ¡Si es que hasta parece que un español ha mentido en el curriculum cuando va a la entrevista de trabajo de turno! Porque cuando vemos que un personaje televisivo o de las redes sociales nos supera en estupidez o se atreve e hacer cosas en público para las que quizás nosotros nos ocultamos, sentimos alivio. Los frikis, sin duda, nos humanizan.
Soy seguidor de la mayoría de ellos y un defensor de que haya un decreto ley para cubrir sus gastos diarios, y por ello quiero rendirles un sentido homenaje a mis favoritos. ¡Cuánto talento nos queda por descubrir dentro de los muros de nuestras aldeas y villas!
Me he limitado a hacer un análisis de los que conozco dentro de nuestras fronteras pues hacer una reflexión de frikis de todo el globo quizás implique conocer el humor de otras culturas o al Cárdenas alemán, cosa para la que no tengo ni fuerza ni intenciones. Mi especialidad son los patrios. ¡Va por ellos!
LAS GUARDIANAS DEL BAPTISTERIO:
Estas dos entrañables hermanas se jactan de que su “agüelo” descubrió un baptisterio paleocristiano del siglo I (ni más ni menos) en lo que parece un corral o un zaguán de un pueblo hispano.
Salieron a la luz de la mano de Cárdenas en Crónicas Marcianas y la verdad es que son realmente frikis convencidas; es decir, no representan a ningún personaje ni actúan y, por eso, se encuentran entre mis favoritas.
Encarnita y Josefina son caracteres antagónicos: la primera no para de hablar y hace las descripciones pertinentes de la obligada visita turística al lugar; la segunda (que en paz descanse, la vida es así), es la reservada de la familia, en parte por su carácter, en parte porque su hermana no deja meter baza ni decir ni mu, ni a ella ni a un hermano que en ocasiones aparece junto a las dos. Ambos se limitan a hacer declaraciones puntuales. Supongo que es el otro hermano porque me resulta difícil imaginar que estás señoras hayan conocido varón.
Mientras procesionan por el baptisterio con una antorcha del chino y un hábito muy parecido al que se ponen las señoras mayores cuando hacen promesas de difuntos en los pueblos de Castilla, la parlanchina de la pareja no deja de recordar que el baptisterio existe gracias su agüelo sosteniendo un cuadro del mismo y un diploma de autenticidad .
Desconocemos si el abuelo se topó con él guiando un carro de bueyes o era el corral en el que guardaba el ganado.
Encarnita tiene un deje muy gracioso cuando habla. El cámara de Cronicas Marcianas se ceba un poco con el defecto (si veis más videos, con el citado tic carga sus declaraciones de dramatismo). La única oración conocida de momento es la siguiente, recitada al autolesionarse con la vela de un cirio:
Cruz de Cristo,
vela de Cristo,
sirio de Cristo.¿¿¿???
Algo conciso, breve y directo digno de un baptisterio único en España y en el mundo entero. Llegados a este punto me pregunto si no está nuestro país, en realidad, plagado de “baptisterios”. ¿Son ellas unas aisladas frikis o un reflejo de lo que ha sido la historia de nuestro país en los últimos siglos? ¿No vemos en ellas a nuestros ancestros? Una de las muchas sombras y tradiciones grotescas que todavía existen en nuestras fronteras.
 MUSIQUITO:
He visto en un foro del 13 de mayo de 2013 que falleció, no lo puedo probar, si es así, sirva esta reseña como merecido homenaje. Su carrera es un One hit wonder: Dónde está la mosca. La verdad es que poco se sabe de su vida aparte de esta canción. He descubierto que es sevillano, al igual que Bécquer o Velázquez, y, como ellos, un auténtico artista.
El atuendo es espectacular, el hombre estaba delgado y más que una mosca es un mosquito, con los ojos, las alas y el negro brillante, pero lo realmente destacable es su baile de lado a lado del escenario cuando deja de corear el estribillo. Unos movimientos robóticos y autómatas difícilmente imitables. Inquietantes pasos en los que se evidencia que Musiquito lo daba todo en sus actuaciones.
La canción pegadiza es, no tiene mucho sentido pero esta oda dadaísta seguramente guarde un mensaje oculto que muy pocos captamos. La fórmula mundialmente conocida de contar del uno al cinco y esa base de techno barato de coches de choque me conquistó desde el primer momento. Fue un anciano feliz, eso seguro.
CAÑITA BRAVA:
El Hendrix de las castañuelas, coruñés de pro, genio y figura, Manuel González o, cómo se le conoce artísticamente, Cañita Brava, apareció por primera vez en El Semáforo, ese programa que emitió la 1 en los noventa donde frikis de todas las clases eran abucheados o aplaudidos tras sus actuaciones. Una especie de Tu Sí que Vales del chino, para entendernos.
Tras su primera actuación, el programa y el público quedaron tan impresionados que Cañita era invitado todas las semanas y realizaba la última actuación de la noche a las tantas para retener audiencia. Aún recuerdo a mi familia entera esperando a que saliera dando cabezadas hasta que el difunto Jordi Estadella presentaba su actuación con la canción de Rocky de fondo.
Años más tarde, Santiago Segura le rescató para Torrente, con la famosa frase de ‘me debes 6.000 pesetas de wisky’… y a partir de ahí se ha convertido en un friki de culto. Es memorable su actuación con Jose Failde cantando una versión a dos ritmos de Granada y su facilidad para dominar todos los idiomas (algo muy común en el mundo freak), aparte de su habilidad para confundir chistes con refranes de una forma bastante surrealista. Canta en Inglés, francés, árabe, indio, chino…y no sabe ninguno de los idiomas, pero está convencido de que sí y eso hace mis delicias.
Aparte de aparecer en las distintas secuelas de Torrente, se lució en la caja tonta en varios programas de Sabías a lo que Venías, algo así como un late show bizarro presentado por Santiago Segura en el que colaboraba, junto a Luixi Toledo y Leonardo Dantés, en una sección llamada Operación Fracaso, una mofa de O.T. en la que Cañita estaba convencido de que era el profesor e incluso se llegaba a enfadar de verdad con los concursantes (por llamarles de algún modo).
En la actualidad, más allá de actuar en despedidas de soltero, clubs de carretera y fiestas privadas, Cañita Brava sale de vez en cuando en la televisión gallega (Conexión Cañita) y su lista de éxitos sigue creciendo: El Caldo de María, Twist, Los invasores, y su recientemente creada La Chica del Puticlú , se han erigido como auténticos hits de gasolinera.
Tuve la suerte de verle en directo una noche fría en Gerindote, pequeño pueblo de Toledo y la verdad es que su actuación estuvo al nivel de la de McCartney en el 2004 en La Peineta. Con una guitarra mal raspada y un órgano del año 89 se bastó. No le hace falta más.
LEONARDO DANTÉS:
Leonardo Antonio Ramírez Rodríguez empezó a componer a los 13 años y aunque no lo parezca ha arreglado y puesto letra a canciones de muchos de los artistas más reconocidos y admirados del panorama musical español como Manolo Escobar, Lola Flores, María Jiménez o Rafaela Carrá. En este sentido, nos encontramos, pues, ante un personaje respetado y reconocido. Se podría decir que es el Beethoven del mundo freak.
Sin embargo, la primera vez que supe que existía fue en El Día Después del Canal Plus de los 90, donde se le colocó el sobrenombre de El Mago de Voz y dedicaba canciones a futbolistas como Cota, la eterna promesa Julen Guerrero o el mismísimo Raúl González.
En la década siguiente se le asocia a nombres como Paco Porras, Tony Genil y Tamara (ahora Ámbar y, anteriormente, Yurena), con la que tuvo problemas por la autoría del tema No Cambié. Aparte de realizar actos y acudir a eventos tan surrealistas como la inauguración de una frutería o dedicar una canción a su propia casa, decidió apartarse de la caspa y se atrevió con una letra del himno de España.
Una versión conmovedora que sin embargo no cuajó. Algunas otras creaciones famosas son Futbolistas Naturistas, El baile del pañuelo o Tiene nombres mil, dedicada al miembro viril, quizás mi favorita. Posteriormente apareció en el citado programa de Santiago Segura, Sabias a lo que Venías y en otros como Crónicas Marcianas. No es difícil encontrarle de copeo por Madrid y que te cante un poco alguno de sus hits o te confeccione en cinco minutos una canción personalizada con tu propio nombre que suena exactamente igual que la mayoría de sus obras.
Increíble el fondo de pequeños falos luminosos, la estudiada coreografía y por supuesto la letra.
EL CHUKY DE CIEZA:
Su legado se resume en un impresionante documento gráfico en el que este personaje muestra su malestar porque Christian se chivó de algo a su madre en el parking de la discoteca Central del Sonido donde muchos jóvenes se dejaron las neuronas en los 90. No sabemos el motivo pero debe ser un asunto muy turbio e ilegal por lo que denota su voz.
Increíble el nivel de indignación al son de expresiones como ‘te voy a enganchar bien enganchau’ o la futbolística ‘ya te cogeré yo por la banda’. El colega, lejos de calmarle, no deja de picarle diciéndole que el tal Christian ganaría en un enfrentamiento directo con él, lo cual desata su ira.
Sin duda, el culmen del vídeo se produce cuando tiene tantas ideas en la cabeza y va tan dopado que intentando articular palabra sólo puede decir: ‘ya verah’… con la mirada infinita y vidriosa. ¿Habrá visto Christian el vídeo? ¡Cuánto daño ha hecho el bakalao en España!: maleteros abiertos, botellones pre-sesión, bafles y polvo de explanadas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s